Javier García Cruzado, director del departamento de Renovables de Levitec: «Buscamos mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos para que nuestro planeta camine hacia la sostenibilidad»

Javier García Cruzado dirige el departamento de Renovables de Levitec desde el pasado mes de junio. Con una amplia experiencia en este campo y tras haber trabajado en otros países, García Cruzado comenta en esta entrevista los objetivos de la compañía y las perspectivas de crecimiento de un sector que conoce muy bien.

Asegura que los proyectos de energías renovables podrían llegar a alcanzar el 50 % del volumen de facturación de la compañía en un año, porque, entre otras cuestiones, tiene claro que las renovables son el «futuro».

Considera que el mercado se ha revitalizado después de la retirada del impuesto al sol y destaca la fortaleza de las empresas españolas. «Son punteras en el desarrollo y ejecución de proyectos en energía solar y eólica a nivel mundial», indica.

Por último, García reflexiona también sobre la oportunidad de desarrollo que este sector representa para la España de interior más despoblada.

¿Qué peso tienen los proyectos relacionados con las energías renovables en Levitec?

El core buisiness de la empresa son las instalaciones eléctricas y mecánicas en el área de construcción, principalmente en el sector logístico. El pasado mes de abril el Gobierno de España reguló el autoconsumo de energía con el RD 244/2019, a partir de ahí, gran parte de nuestros clientes vieron una oportunidad real para desarrollar instalaciones de autoconsumo en todos sus proyectos. Levitec considera su punto de partida dentro de mercado de las energías renovables este nicho de mercado del autoconsumo.

En este momento las energías renovables representan un porcentaje menor dentro del volumen de facturación total anual, pero nuestras previsiones es que aumente considerablemente en los próximos años. Queremos focalizarnos y especializarnos en autoconsumo y acceder a proyectos de mayor escala en las áreas fotovoltaica y eólica. Esto puede hacer que en un año las energías renovables sean el 50 % del volumen de facturación del total de la compañía.

¿Cuáles son los retos u objetivos que se marca este nuevo departamento?

El objetivo principal es ser uno de los epecistas de referencia en el ámbito nacional dentro del mercado de las energías renovables en un plazo de dos años. Un epecista que sea un referente porque cumple los proyectos en plazo y en calidad, y porque se ajusta al presupuesto, cumpliendo por supuesto todos los requisitos en materia de seguridad.

Con este objetivo, el departamento tendrá unas perspectivas de crecimiento en cuanto a personal y proyectos…

Sí, el equipo técnico y de ingeniería de Levitec es uno de nuestros valores diferenciadores. En renovables queremos repicar este modelo y, por tanto, contar con profesionales cualificados para la parte de ingeniería, compras y construcción. Tenemos previsto crecer en personal técnico, operarios, instaladores y en colaboradores en la parte de obra civil y montaje mecánico ya sea tanto en plantas solares como en parques eólicos.

-¿Qué proyectos tienen ahora entre manos?

Estamos gestionando proyectos de autoconsumo para distintos clientes en todo el territorio nacional. Al mismo tiempo estamos cerrando acuerdos para la construcción tres proyectos de instalación de energía solar por un total de 100 MW y, en paralelo, estamos inmersos en un proceso de homologación con los principales actores del mercado para ofrecer nuestros servicios en el mercado eólico, donde hemos sido muy bien recibidos, y por ahora hemos ofertado siete parques eólicos.

¿Todo en territorio nacional?

Sí, aunque nuestro objetivo es crecer también a nivel internacional y optar a proyectos en América Latina.

En 2018 el sector de las renovables creció en España un 10 %, ¿seguirá esta tendencia al alza?

Ahora que se ha eliminado el impuesto al sol y se ha regulado el mercado de manera real, podemos decir que las energías renovables son el futuro. Además, estamos asistiendo a un proceso de descarbonización y progresivo desmantelamiento de centrales nucleares, lo que nos lleva a pensar que el sector va a registrar un crecimiento importante. Como profesionales lo que tenemos que conseguir es que ese crecimiento sea sostenible y que el desmantelamiento se vaya sustituyendo por proyectos de calidad de generación de energía renovable.

¿Echa en falta más apoyo institucional al sector para que España se sitúe a la cabeza de la transición energética?

Lo echamos en falta en el pasado. La eliminación del impuesto al sol y el nuevo Real Decreto que regula el autoconsumo, junto con las dos subastas públicas de generación de energía, han revitalizado de nuevo este sector. Lo que sí echo en falta es una regulación más potente que haga que el crecimiento del mercado sea sostenible y promueva barreras eficaces para evitar la entrada a posibles especuladores. Eso es lo que verdaderamente se necesita para que la sociedad vea que éste es un mercado serio y formado por grandes profesionales. Desde Levitec buscamos mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos promoviendo que nuestro planeta camine hacia la sostenibilidad.

El sector de las energías se presenta como una oportunidad de desarrollo para el medio rural, ¿estos proyectos contribuyen a revitalizan esa España de interior más despoblada?

Sí, son un elemento fundamental para revitalizar esas zonas y para promover la unión física entre el tejido urbano y el rural. Hay que tener en cuenta que ya desde el inicio, con el desarrollo de los proyectos se trabaja en la zona rural. Después, con la construcción de los mismos se inyecta una cantidad económica importante en el territorio y, una vez acabados, son instalaciones que tienen una vida útil de 25 o 30 años, y que necesitan mano de obra para su mantenimiento.

Debemos ser capaces de formar a los trabajadores del medio rural para que sean ellos los que construyan, operen y mantengan los proyectos, porque esto es una oportunidad de desarrollo.

¿Cuál es la posición de España en este campo respecto a los países de su entorno?

Cuando vivía en el extranjero me parecía muy triste que las empresas españolas, punteras en el desarrollo y ejecución de proyectos de energías renovables, hicieran crecer este sector fuera de España y no pudieran hacerlo aquí. Las empresas españolas son punteras a nivel mundial en el sector de las energías renovables, como desarrolladores, epecistas y en la operación y mantenimiento, tanto en proyectos fotovoltaicos como eólicos. Definitivamente con el cambio regulatorio todos los profesionales hemos podido volver para desarrollar el mercado renovable en nuestro propio país.

Los comentarios de esta entrada están cerrados